Mujeres denuncian ante el Ministerio Publico para dar con responsables de “barricadas asesinas”

La mujer merideña dejó a su paso por las calles de Mérida, la decisión firme de hacer valer justicia en medio de la anarquía; respeto ante tantas agresiones y paz para contrarrestar tan excesiva violencia generada por grupos golpistas en algunas zonas de la ciudad. En ese sentido, ayer se desarrolló una enérgica marcha desde la Plaza de Milla, hasta la Fiscalía del Ministerio Publico, donde se introdujo un documento de solicitud de investigación de las muertes de Gisella Rubilar y Doris Lobo, quienes hace poco vieron el final de sus días, en las manos asesinas de unos “guarimberos”.
Los detalles fueron aportados por el Procurador General del estado Mérida, Juan Luis Suarez Rincón, quien explicó que el documento entregado a Imara Moncada Tomasseti, Fiscal Superior del estado, presenta una narración de los hechos destacando la concentración de violencia en las parroquias Spinetti Dini, Lasso de la Vega, Mariano Picón Salas y Caracciolo Parra Pérez, desde hace más de un mes, causando daños graves e incuantificables a personas, a bienes públicos, privados y al ambiente.
Todo esto ha generado indignación en las mujeres organizadas para defender sus derechos, donde se destaca la colocación de barricadas, tala de árboles, guayas, alambre de púa, materiales punzo penetrantes, lubricantes con la intención de provocar desgracias humanas, y por si fuera poco, quema de cauchos, lanzamiento de artefactos explosivos caseros, con el único interés de generar caos y desesperación en el colectivo.
Suarez Rincón respalda la justificación de las mujeres que acudieron a introducir esta petición ante el Ministerio Publico, donde ellas de manera organizada exponen que se está violando un sin número de derechos constitucionales como son: El derecho a la vida, a la salud física y mental, al libre tránsito, al trabajo, a la alimentación, a la educación de los niños, niñas y adolescentes, así como de los demás estudiantes, a la familia, a la seguridad personal, a la diversión y recreación, a un ambiente sano ecológicamente equilibrado, a la paz, entre otros.
Efecto de las barricadas
La actividad enfatizó los hechos violentos donde perdió la vida Doris Elena Lobo Arias, el 20 de febrero de 2014, al tropezar su motocicleta con un alambre colocado en barricada de la avenida Las Américas, a la altura de la iglesia de Santa Bárbara. El otro lamentable deceso, es el homicidio de la ciudadana chilena, Gisella Rubilar, quien falleció el 9 de marzo de este año, producto de un tiro en el cráneo cuando se disponía a quitar una barricada que le impedía acceder a su hogar.
El Procurador citó basado en el texto entregado, “en atención a lo previsto en la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, específicamente el artículo 70, numerales 5 y 6, todas las mujeres merideñas allí recurrentes, tienen legitimación para denunciar los cobardes crímenes cometidos contra las dos referidas ciudadanas, por ello procedieron, en su carácter de pueblo organizado y de organización de defensoras de los derechos de las mujeres, a solicitar que a través de los fiscales especializados en violencia contra la mujer, se haga seguimiento a la denuncia presentada hasta su total esclarecimiento, vale decir, investigar con todo el rigor de la Ley, los hechos y los sujetos responsables de causar tan lamentables pérdidas humanas. (Prensa Procuraduría del estado Mérida)

Mujeres denuncian ante el Ministerio Publico para dar con responsables de “barricadas asesinas” Reviewed by on . La mujer merideña dejó a su paso por las calles de Mérida, la decisión firme de hacer valer justicia en medio de la anarquía; respeto ante tantas agresiones y p La mujer merideña dejó a su paso por las calles de Mérida, la decisión firme de hacer valer justicia en medio de la anarquía; respeto ante tantas agresiones y p Rating: 0
subir